"Think twice"


No te acerques si no es para permanecer aquí

Silvia AG

“Ahora” es “Tiempo” de “Quedarse”

Nunca” … vuelve
“Siempre” … no existe
“Adiós” … sólo llega una vez
“Hola” … constantemente
 “Tiempo” … cuando el pánico coquetea con la voluntad
“Ahora” … cada vez que te miro
“Después” … atraviesa “Nunca”
“Olvido” …  no quedan razones
“Quédate” … siempre que el corazón supera
 “Te quiero” … dímelo a diario

Silvia AG

“Quid pro quo”?

… ¿Ha de ser siempre “Quid pro quo”? …
Me resulta ciertamente controvertido  el asumir que algunas relaciones hayan de medirse bajo el lema de la “reciprocidad”.
Escucho con bastante frecuencia aseveraciones que van enfocadas en este sentido y ante las que más de un contertulio inclina firme cabeza coartando  otras alternativas.
Fundamentan  logros y desaciertos en lo obtenido sobre unos elevados niveles de permutas que equilibran y/o desequilibran, (según lo esperado), su estado vital  lo que viene a producir  altas carencias pues a menudo creemos no recibir lo que merecemos, (léase más bien “lo que desearíamos”), y por lo tanto suele resultar escaso el beneficio invertido en este “intercambio”.
Asumo la dificultar en una entrega sin “ánimo de lucro”, más no la descarto.
Al fin y al cabo el Amor, el de mayúsculas, es propia definición de ello y estar a expensas de una compensación cuando buceamos en sentimientos, conduce mayoritariamente a rendición.
¿Tan difícil resulta amar?

Quizá lo que sí resulte difícil es que dos personas se encuentren justo  cuando ese momento de absoluta ecuanimidad les haya conducido a descubrir quiénes son, qué sienten, desvestidos de temores a la par que recubiertos de generosidad suficiente para penetrar sin titubeos en su “Yo”, adentrarse sin restricciones en un “Tú” y así lograr construir  un “Nosotros” libre de canje.

“Sucedió … ¿Sucedió?”

Sucedió como en una de esas amañadas  narraciones carentes de lógica aplicable, amparadas al abrigo de empalagosas edulcoradas pasiones con poco espacio para vislumbrar sensatez frente a apariencias, que me hablé en tus labios.

Saciada mi gula … saneada tu ingestión … unos satisfechos “Pecados Capitales” colmaron el fin de una historia que seca quedó.

 
Un viraje brusco en contraria dirección viene pagar el alto precio de la deuda que supone redimir pasos cautivos. Algo me dice que de alguna forma, cada uno entregó al otro lo que andaba buscando o tal vez a la par o quizás por todo lo contrario, lo que quería dejar escapar.  Esto… aún está por descubrir.

Impídeme pues tú que puedes inhumana conciencia, permutar falacias por  evidencias.

Just call me “What if” …
... Por ahora …
Silvia AG

“What if…?”

¿Qué pasaría si te concedieran la posibilidad de retornar a tu pasado con la facultad de … reestructurarlo?. ¿A qué momento volverías?...

¿Qué hubieras hecho o dicho?

¿Qué hubieras silenciado?

¿Qué hubieras consumado?

¿Evitado o enfrentado?

¿Iniciado o clausurado?

¿Concedido o denegado?

¿Vivido o sobrevivido?

¿Escuchado?

¿Perdonado?

¿Amado?

Si efectivamente dispusiéramos de unos segundos para conciliarnos con el pasado, ¿pudiera ser que nos los otorguemos en nuestro presente…?

 

¿Podría suceder… HOY…AHORA?.

Silvia AG

"El pasado pasa, pesa y prepara "

Y allí queda … Dónde se creó … Paralizado en instantes Absorto en melancolías … Fuera del alcance … Abandonado en un lugar al que tan sólo se recurre cuando has dejado de sentir …


Es el fuerte deseo de retorno el que impera … Es la dolorosa añoranza que aviva la memoria … Es el humo de la hoguera que dejó una mirada. Es la estela de unos labios … Es lo que ya dejó de ser …
Y sin embargo, preguntas


Pesa haber dejado ir … Pesa haber dicho de  más … Pesa un alma soldada a un aroma … Pesa el fraude … Pesa gélida la pérdida … Pesa que aún “pese” …
 
Y sin embargo, preguntas
 

Preparado quedas en el arrepentimiento … Experimentado deshaciendo hechizos … Ducho frente al desencanto … Experto en invisibles búsquedas … Versado en descifrar … Maestro en ocultar …

 

Y ahora … soy yo quién pregunta

 

 

Silvia AG