Historia Príncipes VerdeAzules

Despierta curiosidad entre los que nos siguen, el descubrir cómo nació "Príncipes VerdeAzules". Por ello es que queremos compartir con todos vosotros la creación y desarrollo de este proyecto en el que estamos volcados con mucha ilusión. 

 


Sin conocernos, llegamos casi a la par al mismo punto y prácticamente al tiempo: El arte de escribir es una afición que en nosotros, permanecía dormida hasta que nuestra "valentía" nos abrió las puertas y decidimos aceptar el reto.
Como principiantes, nos presentamos a concursos al tiempo que fundamos nuestros blogs personales, facetas que aún conservamos. Un alto en el camino o el destino o "las letras", nos encontraron.

Esta es nuestra historia; la Historia de "Príncipes VerdeAzules".


Todo comenzó una tarde de mayo. Navegando por la web, Silvia llega al blog "El relato del mes". Un blog que propone la participación de blogueros en el desarrollo de un relato mensual, cuyo tema es común. Una vez recibidos y publicados, se procede a una votación, resultando un único ganador. Atraída por el desafío, contacta con su creador, Jorge, quién le invita a bailar con Alejandro Sanz: "Si tú me miras", es la canción elegida para el tema del relato de junio. A partir de este momento, ambos comienzan a compartir sus experiencias como "humildes escritores". El cruce de emails es la vía elegida.
Dado que Silvia resulta ganadora, Jorge le otorga la concesión de ser ella quién decida el tema del mes siguiente. He aquí que aceptando agradecida la responsabilidad, comienza en la búsqueda de ideas y la primera que aparece es "Príncipes VerdeAzules", obedeciendo a la siguiente reflexión: "Conozco las penurias del amor y demás, pero sigo en mi creencia del Amor de verdad...El de "letras grandes". Es un tema que he debatido en varias ocasiones y pese a las intenciones de mis contertulios por hacerme cambiar de opinión, lo único que han logrado es que reconozca que los príncipes no son azules. Razón por la cuál les he bautizado como VerdeAzules".

Finalmente, entre ambos deciden otro tema para el mes siguiente, que se concreta en una frase. Sin embargo el Amor y sus sinsabores, no se quedan al margen convirtiéndose por tanto, en tema de debate.

Jorge, instalado en un antimonarquismo perpetuo, dónde no hay cabida ni para reyes ni príncipes, defiende que los príncipes no tiene color y azules, verdeazules o rojos, a larga distancia le parecen todos iguales. Por su parte, Silvia apoya su teoría de la existencia de Princesas, curtidas si, más con fé en el amor convertido en proyecto de pareja.

Interesantes, opuestos y a veces, encontrados pensamientos van sugiendo, y un día Jorge sugiere que "Príncipes VerdeAzules" podría ser un título perfecto para un libro. Esta propuesta es bien recibida por Silvia quién se muestra abierta a "negociar" un libro a medias.
Y así, entre bromas, escritos y anhelos, en julio nace "Príncipes VerdeAzules".

Sin acuerdo previo de argumento, el punto de partida se crea a partir de una historia  que Silvia imagina l
lena de sentimientos y emociones y con la que abre paso al mágico mundo del Amor. Historia que recoge Jorge añadiendo sus personajes y su genial visión.  A través de los actores que van naciendo, cada uno va plasmando los diferentes colores que alimentan las relaciones entre hombres y mujeres. A día de hoy han logrado construir 10 capítulos: Silvia los impares y Jorge los pares. Ambos han dedicado un apartado en sus respectivos blogs exclusivo para PVA ("Príncipes VerdeAzules"), al tiempo que son gestores de una página con el mismo nombre, en Facebook, publicitando no obstante, esta "su historia", en diversas páginas webs.

Ni Jorge ni Silvia saben qué va a ocurrir en los capítulos que el otro escribe, de tal manera que la narración se va nutriendo de forma espóntanea cuando uno recibe el capítulo del otro.

Aspiraciones no nos faltan pues la ilusión nos guía y aunque no sabemos hasta dónde conseguiremos llegar, mantenemos viva esta historia. Disfrutamos con ella y es un regalo del que no queremos deshacernos.

A todos los que camináis con Marta y Miguel y demás personajes, muchas gracias.


Jorge Moreno Muñoz                      Silvia Aguilar Gamino

"Mi dilema"

Tengo razones de sobra para romper este acuerdo tácito que ha permanecido oculto y dormido durante tanto tiempo y así zanjar de una vez este desgaste acumulado. Abandonar la idea de un proyecto conjunto para dejar descansar a mi mente….

A mi corazón, ni caso que ya ha dicho bastante.

 

Claro que ello supone bajar el telón para no volver a subirlo nunca más. Dejar de representar una y otra vez escenas cuyo único público expectante, soy yo.

Desmenuzar cada vivencia, cada gesto, cada mirada, cada palabra, cada caricia, cada beso, empaquetarlo todo y lanzarlo a las arenas del desierto de Egipto, (a ser posible que caigan en un oasis para que se ahoguen), y ya de paso visito este país que siempre he querido ir.


Aunque ya puestos, lo mejor sería enterrarlo todo, cuál ajuar funerario en alguna de las pirámides. Lo malo es que si finalmente decido hacerlo, he de pensarlo dos veces, pues si bien los faraones eran fieles a esta creencia, era porque creían en la vida después de la muerte por lo que se enterraban con objetos que pensaban, les serían necesarios tras su defunción. Vamos que lo que faltaba era llegar a la otra vida y volverme a encontrar de nuevo con todo este ramillete de sentimientos y demás….

“Dime que me vaya; deshazte de mí para que yo pueda deshacerme de tí”, decía.

No. No es lo que quiero”…Todavía oigo el eco de sus palabras.

“¿Entonces? ... ¿Hay camino posible?”

Y en esta parte de la historia … ¡zas! …¡Me da por cantar!

Y nos dieron las diez y las once, las doce y la una
y las dos y las tres….

con la salvedad que nada de amaneceres buscando “lunas” ni satélites varios. Tampoco hubo “adiós”.

A día de hoy, sigo esperando vislumbrar algún camino al más puro estilo Pulgarcito. Alguna que otra miga de pan he visto, pero sigo sin encontrar las que me lleven a casa

Me ha caído lluvia, granizo, el viento casi me tumba más de una vez, el sol ha quemado mi piel dónde más tarde se posaron hojas del otoño. Menos mal que tengo grandes amig@s que me han ido acompañando en cada estación: nunca me faltó abrigo ante el gélido invierno, ni paraguas que más que parar lluvia, recogía mis lágrimas y ¡qué decir de las cremas para repeler al sol!. Ese dichoso sol veraniego que me ha tenido meses en absoluta ceguera.

                       

Más decidirme por emular el linaje real, (obviando por supuesto, la creencia de “objetos necesarios”), y erradicar definitivamente esta plaga que me atormenta, es arrancarle a mi alma .

 

¿Debería entonces dejar el ancla en este dulce-amargo ocaso-alba tratando de encontrar público receptivo en posibles nuevas representaciones?


Tremendo dilema…
 

“Dichosos instintos traicioneros”




¡Qué pérdida de tiempo que no será devuelto! 

Inversión en bancarrota


Falsas pistas imaginarias

Ficticios escenarios

flotando en el aire
 
¿Porqué empeñarse en encontrar lo que ni siquiera aspira a ser buscado?

“Rendirse ante la adversidad es mostrarse de su parte”

"Hay dos clases de hombres: los que viven hablando de las virtudes y los que se limitan a tenerlas". Antonio Machado (1875-1939) Poeta y prosista español.

“Se nos conoce por nuestros actos”


“Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo”. 

Marca el acto en nosotros y en quién lo recibe, tanto por lo que hacemos como por lo que dejamos de hacer.

Carentes de discernimiento, en ocasiones tendemos a no meditar el alcance de algunos hechos llevados a cabo, más una vez realizados, la consciencia se asienta en ti sin posibilidad de huida fácil. Y brotan sentimientos…

Si la culpa o el remordimiento se apoderan de ti, las secuelas que dejan pudieran alargarse en el tiempo.

Si es satisfacción y paz, vivirás en la certeza del acierto.

Un acto puede ser enmendado con otro, pero requiere de gran destreza, habilidad, persuasión y constancia. De lo contrario la convicción en el mismo, pudiera no ser lograda.

Hay otros por el contrario, que marcan de por vida e inútil se hace la reconstrucción, pues aunque el efecto pueda menguar con el paso de los años, la ejecución de los mismos marcó sentencia.


Y aquellos que han sido entregados bajo la tutela del amor, cariño, comprensión, perdón, vivirán dentro de ti configurando quién día a día eres y con vistas a quién quieres ser.

 “No se graban tanto mil palabras como un solo hecho”. Henrik Johan Ibsen (1828-1906) Dramaturgo noruego. 

“Para disipar una duda, cualquiera que sea, se necesita una acción”. Thomas Carlyle (1795-1881) Historiador, pensador y ensayista inglés.


 

"Nunca desistas de un sueño"

Ves cosas y dices, "¿Por qué?". Yo sueño cosas que nunca fueron y digo, "¿Por qué no?". George Bernard Shaw (1856-1950), escritor Irlandés.