"Claridad"


En algún momento, el índice de decepción que ahora sobrepasa lo razonable, descenderá hasta perderse en el horizonte.

Sin cambios bruscos ni drásticos, un tranquilo amanecer se filtrará reestableciendo concordia, e inmersos en lucidez cualquier obstáculo será derribado.nto. La actitud permutará el orden de lo relevante. Ya no será necesario encender la luz para ver con claridad, pues incluso inmersos en la oscuridad, habrá capacidad para discernir. 


Sin que apenas se perciba, la armonía revestirá cada movimiento.


Una corriente de sensatez equilibrada, se llevará dilemas a lugares remotos para no volver.

A golpes de esfuerzo, habilidad y tenacidad, el pulso con el destino una vez más, habrá sido conquistado.


¿Ves?


"En general, los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven".

Nicolás Maquiavelo (1469-1527) Historiador, político y teórico italiano.


"Corazón eximido"


Pudiera comprender que hayas decidido bajar la cabeza, ocultar tus ojos y seguir otra dirección

Supongo que después de todo, tendrás que pasar por algo así para entender el alcance de lo sucedido. 

Supongo además, que también me tocará a mí pasear por tu senda, pues parece ser que las situaciones nos resultan más comprensibles y hasta más auténticas, si las vivimos en primera persona.
La empata nos abandonó en busca de unos días libres dejándonos desconcertados ante nuestras propias posturas. De poco ha servido acorralar al esperanzado corazón que, con cierta resignación, aguardaba su momento para latir. Escasa utilidad ha tenido la intención de cura.

El resplandor que vertía nuestra magia, se ha vuelto opaco. Ya no caen estrellas a nuestro paso.

Ajenos y en la distancia, la coherencia cada día gana terreno invitándonos a seguirla en silencio.

No habiendo mucho más que decir, o más bien que se quiera escuchar, lo planeado por hacer tampoco va a ver la luz. Por ello es que estamos a un paso de extraviar a conciencia la memoria que fuertemente nos mantenía encadenados, a fin de borrar secuelas inservibles que han dejado de producir gozo.

Y será entonces cuando, quizás sólo quizás, el día menos pensado el corazón amanezca lleno de júbilo y eximido de esperas que escapan a la razón.

"Encrucijada "


Ese momento inevitable en el que la vida te sitúa exhausto al límite, es cuando nos vemos obligados a contemplar nuevos rumbos.

Encrucijadas caprichosas que hay que sortear.

Tomando conciencia de lo ineludible, la capacidad intelectual humana se pone a prueba en busca de alternativas, pues la necesidad de tomar decisiones empuja con fuerza.

Frente al delgado borde del abismo, los pies se paralizan. Alargando el momento, puedes mirar al frente, a la derecha, volver la vista atrás, a la izquierda, incluso al cielo implorando socorro, más la permanencia en ese estado es breve. Nadie se mantiene en equilibrio sobre pies de puntillas por mucho tiempo.

Quizá en este corto espacio, dispongas de tiempo para oír voces dormidas que despierten esperanzadas por ser escuchadas. Sonidos cercanos que quieran alzarse engulléndote para sí, invalidando tu aptitud de elección. O más allá, arrogantes vocablos que imploren obedecer una única verdad.

Sea como fuere, se decida o no atender llamadas ajenas, la decisión final debería ser tomada por aquel que se dejó llevar a ella. Acorde a sus circunstancias, capacidad para afrontar nuevos eventos y pericia para adentrarse en mundo dónde los sentimientos pudieran sobrepasar, en su mano queda el veredicto.


Eludir, es sucumbir aumentando peso en la espalda para acabar convirtiéndote en marioneta en manos del destino.

Las riendas deberían ser manejadas por quién las sustenta. 

De otro modo, pudieras ser alguien con quién no desearás ni dormir.

Silvia AG

"Certeza"

Escasas ocasiones aprovechamos a lo largo de este transitar para ir más allá de uno mismo, para atravesarte sin preguntar actuando según el guion marcado por el corazón.

Son instantes en los que tu intuición se inclina ante la evidencia del clamor que nace desde el interior más veraz y puro, dejando en segundo plano estructurados razonamientos, mayoritariamente forzados a ser obedecidos.

Fascinantes segundos que aún siendo pasajeros, jamás se irán. Vivirán contigo ocultos para no ser arrebatados ni suplantados.

En voz baja, muy baja te recordarán que un día, una tarde de ese día, cuatro segundos de esa tarde, traspasaste tu luz para fundirla.

En silencio te mostrarán que tuviste opción. Que las piezas encajaban perfectamente. Que no podría existir unión más sólida. Que eras tú y eras complementado sin dependencias que llenaran vacíos. Que pudo ser.

Aquel que tenga habilidad suficiente para reconocer de inmediato esta clase de certeza, única en muchos casos, podrá detener su mundo para reconvertirlo.

Sin embargo ocurre, en otros muchos casos, que una vez ha pasado, es cuando ese diálogo de miradas cobra sentido. Posiblemente llegues a ello cuando tu madurez te haya despojado de estereotipos inútiles que solo han logrado, en el mejor de los casos, confundirte.

Situados en este punto, complicado resulta calmar la sed.

Experimentar paz requiere fuerza en la aceptación. Necesita de sabiduría que brinde por el dulce tormento de aquella verdad.

Habrá que soltar lastre para alzar el vuelo.


"Amurallado"


        Probablemente tu medida del recuerdo esté por debajo de 0.

Casi con toda certeza, has dejado flotando en el vacío las palabras escritas que carentes de rumbo o destino, vagan perdidas. Analfabeto en el lenguaje de los sentimientos, huyes sin mirar atrás.

Esa tu mirada, que penetraba hasta las entrañas dejando sin aire, ahora está hueca. El resplandor de tus inmóviles pupilas, se ha desvanecido. Has dejado que su luz se consuma aplastando sin misericordia cualquier posibilidad de reaparecer.

Tus labios se esfuerzan por pintar sonrisas, pero tu garganta les corta el paso estrangulando felicidad. El único aire que se filtra, deja al descubierto grandes muestras de debilidad que con gran torpeza disfrazas entre caricias, vertiendo incoherentes engañosos mensajes.

Sin prestar oposición has permitido que el temor se tatúe en tu piel. Esos pequeños cortes en tu epidermis, cubren tu cuerpo a modo de muralla impidiendo que puedas escapar de tí mismo. Ni siquiera un pirómano se hubiera adaptado mejor a vivir entre cenizas.

Deslumbras y apagas con la misma intensidad

Tu duelo ... 

                                                lo celebras a solas...


"En busca de la verdad"


Ir en busca de la verdad, no es tarea para pusilánimes.

Muchos se asientan en su disfrazada zona de confort dónde pueden mirar con velo en los ojos.

Camuflados entre sombras amañadas, recorren su camino apartando cualquier atisbo de realidad que les haga enfrentar alguna evidencia de su equivocación.

Escasa inversión destinan a los beneficios del descubrimiento en su propio Ser, engañándose a sí mismos en aras de mantenerse a flote, que no a salvo, ya que básicamente, tarde o temprano, ellos mismos acabarán consumidos por tal embuste.

Sin más fundamento que el temor que debilita, enmascaran realidades al precio único de renunciar a quién son y sobretodo, quiénes podrían llegar a ser.

Entender qué, porqué y de qué manera emergen sentimientos y reacciones a veces incontrolables, requiere de grandes dosis de valentía.
Es dejar incluso, que el dolor arañe tu pecho o que los valores que creías más sólidos, se tambaleen o caigan definitivamente.

Es cruzar desconocidos umbrales armado de coraje que te permita avanzar en la aventura de abrirte a nuevas revelaciones.

De esta forma, podríamos manejar si miedo la correspondencia entre lo dicho y hecho y entre lo que somos y mostramos.





"Infinito"



Para nada resulta ser fácil.

No concurren a tiempo las revelaciones apropiadas.



Se dificulta la toma de decisión.

Grandes dosis de paciencia acompañan el paseo por el túnel.


La trascendencia del veredicto marcará fin y continuación.

Infinito se tornará "finito" cuando el valor que lo cubre, se esfume

Poco queda...

"Unfocused"



¿Qué será esto que atrapa?
¿Qué será esto que te eleva con la misma fuerza que te hace descender?
Que nubla al tiempo que esclarece.
Que destroza valentías al tiempo que recompone flaquezas.
Que te hace desear perderte para nunca más ser encontrado.
Que desata tempestades camufladas.
Que desfigura realidades...


Días de lucidez en los que se hacen juramentos de redención en la convicción absoluta de superación a uno mismo, 

para más tarde dejarse vencer por el alcance de la oscuridad.

Noches largas a media luz al abrigo de penas y alegrías que se pasean por tus sueños sin permiso, asentándose cuál inquilino molesto no invitado.

Semanas que se transforman en meses. Años que no quieres más.

¿Lo sabes ?...

¡Compártelo o ... sal de mi plano!

"Se puede"


Se puede elegir, utiliza tu valentía.

Se puede amar, sólo necesitas dar.

Se puede volar, ¡bate tus alas!.

Se puede besar, con tu alma en paz.

Se puede bailar, cuando dos visitan la luna. 

Se puede recordar que fuiste amado.


Se puede reír, si te abres a tal virtud.

Se puede lograr si dejas que tus sueños te guíen.

Se puede acariciar, únicamente alza la mano.

Se puede olvidar paralizando sufrimiento.

Se puede errar si con ello aprendes.

Se puede invertir en uno mismo desechando falsificaciones.

Se puede decir de mil formas distintas incluso sin palabras.                    

                      Se puede.