" ¿Por qué? "



¿Por qué hacer tan difícil lo que se creó con tanta sencillez?

Como el brotar natural de una flor … Así nació


Como un caudal que revive en invierno … Así se acrecentó


Como un prometedor amanecer … Así se llenó de amor



¿Por qué?
 
 ¿Por qué?

¿Por qué?

Silvia AG

"Arrastrando angustias"

Andar esperando algo que no llega es perseverar en vano.
Si acaso pudiera aceptar que solo se ha desear y dejar que suceda, tal vez el tormento volaría muy lejos de mi y ese odioso e insistente ronroneo que esclaviza mi ser, cesará.
Oprime mi pecho pensar

Angustia mi alma sentir

Aviva al dolor el silencio

Marca distancia la ausencia



Silvia AG

"Aliviar"



Para ver el post completo, pulsa aquí.
Gracias

Silvia AG

"Bailar acompasados"







Para ver el post completo, pulsa aquí.
Gracias

"Veremos"


Que nada altere este mundo cuando tú pasees dentro de él.

Que perduren esculpidas tus caricias.


Que tus ojos sigan amándome.

Que tu piel avive dosis de locura.

Que cuando me leas , te descubras.

Que nazcas en cada uno de mis besos.

Que mi olor te dibuje sonrisas.

Que lleguemos a ver.

 
Silvia Ag

"La Diferencia"

Visto resulta que marca sentencia aquello que es repetido hasta la saciedad de tal forma que se acaba haciendo creíble y aceptado por la gran mayoría.

Perdemos mucho tiempo indicando a los demás cuál debe ser la trayectoria a seguir.

Con una aparente fortaleza nos hacemos maestros en lo ajeno intentando arrastrar a otros hacia estereotipos sin apenas cuestionarnos un ápice de lo asumido por todos.

Queremos que los demás se transformen a nuestro capricho; que se conviertan en ese tipo de personas aplaudidas por la “masa”, pues así evitaremos enfrentarnos a desconocidos parajes en los que probablemente, seremos poco capaces de actuar.

La falta de seguridad nos lleva a sentirnos más cómodos dentro de la aprobación generalizada, de tal forma que si ante nosotros se presenta algo que difiere de lo establecido, o bien intentamos que cambie manipulándole cuál marioneta, o bien despreciamos su esencia.

Y ocurre que en determinados momentos, “La Diferencia” flaquea ante la imposición, censurándose con tal extrema dureza que incluso se provoca flagelaciones a modo de castigo que, dicho sea de paso, no es más que un momentáneo miedo al rechazo.

Más ocurre también, normalmente es el paso posterior al anterior estado, que tomando conciencia, “La Diferencia” se cuestiona si verdaderamente es “ella” la que debe alterar su idiosincrasia tan sólo por hacer felices a aquellos que por el contrario, la han tenido en poca estima.

Retirada en la añoranza, se deja mecer por el silencio que no siempre encuentra respuesta y a veces en el desánimo, otras en el esfuerzo, se va recomponiendo con la esperanza de poder dialogar con “Otras Diferencias”.


Silvia AG

"Déjame continuar..."

No hay desvelo que no calme tu mirada...
 
Tan sólo ....
...Ven ...
 
 
que es ahí dónde empieza el "Nosotros" ...

 
Silvia AG 

"Por que Sí Dices"

Con sigilo, descorrí el pestillo y … ha entrado luz …

Inesperado obsequio de calculable valor medible a base de la grandeza de una magia que emana cuando un bondadoso corazón te viene a buscar  para acogerte susurrando su eterna permanencia.

Extraño juego del destino éste que sitúa en un mismo punto y momento desconocidas almas a sabiendas, (quiero creer), del éxito en la confluencia.

Con principio y sin fin, la ternura se ha ido asentando
calmando malgastados sentimientos, pasajeros de un pasado mutilado.
 



De la mano del resplandor de una infinita comprensión, a ciegas quedan dudas y temores enquistados.

Cargo manos llenas de generosidad que con sumo cuidado ha sido depositada en ellas sin aguardar canje.

Navego en un océano de palabras que besan mi cuerpo e inundan mi mente. Dulces caricias que brotan de una poderosa mirada que me lleva a crecer en mí, floreciendo parcelas saqueadas.


Me reconstruyo.
Aprendo.
Me encuentro.
Entiendo.
Me dejo ir al encuentro.

Doy Gracias. Te las entrego a ti que has llegado a mí. Que te quedas sosteniendo mi mano. Que me demuestras con valentía. Que habitas en mí encuentres lo que encuentres. A ti que no flaqueas cuando yo lo hago.  A ti por tu bondad y amor.

No digo nada, no dices nada y lo decimos todo.
Y sé que aunque despierte, no te habrás desvanecido.

Silvia AG



"Un brindis"

Dura lo que duran dos copas de vino
y
ya vamos sirviendo la tercera...

"The beginning"

 
 There will come a time when you believe everything is finished. That will be the beginning. Louis L’Amour, (1908 – 1988), escritor estadounidense de ficción.
 

Silvia AG

"Aún late"


Para ver el post completo, pulsa aquí. Gracias



Silvia AG

“Quema”

Manojo inquieto de sensaciones que me conducen sin remedio
a lugares en los que intuyo andaré perdida,
víctima fácil de un rumbo que sé debo esquivar.
¡Qué hacer con tanto desperdicio de sentimiento!
“Durante” es breve …
“Después” …
… una eternidad
Silvia Ag

"Think twice"


No te acerques si no es para permanecer aquí

Silvia AG

“Ahora” es “Tiempo” de “Quedarse”

Nunca” … vuelve
“Siempre” … no existe
“Adiós” … sólo llega una vez
“Hola” … constantemente
 “Tiempo” … cuando el pánico coquetea con la voluntad
“Ahora” … cada vez que te miro
“Después” … atraviesa “Nunca”
“Olvido” …  no quedan razones
“Quédate” … siempre que el corazón supera
 “Te quiero” … dímelo a diario

Silvia AG

“Quid pro quo”?

… ¿Ha de ser siempre “Quid pro quo”? …
Me resulta ciertamente controvertido  el asumir que algunas relaciones hayan de medirse bajo el lema de la “reciprocidad”.
Escucho con bastante frecuencia aseveraciones que van enfocadas en este sentido y ante las que más de un contertulio inclina firme cabeza coartando  otras alternativas.
Fundamentan  logros y desaciertos en lo obtenido sobre unos elevados niveles de permutas que equilibran y/o desequilibran, (según lo esperado), su estado vital  lo que viene a producir  altas carencias pues a menudo creemos no recibir lo que merecemos, (léase más bien “lo que desearíamos”), y por lo tanto suele resultar escaso el beneficio invertido en este “intercambio”.
Asumo la dificultar en una entrega sin “ánimo de lucro”, más no la descarto.
Al fin y al cabo el Amor, el de mayúsculas, es propia definición de ello y estar a expensas de una compensación cuando buceamos en sentimientos, conduce mayoritariamente a rendición.
¿Tan difícil resulta amar?

Quizá lo que sí resulte difícil es que dos personas se encuentren justo  cuando ese momento de absoluta ecuanimidad les haya conducido a descubrir quiénes son, qué sienten, desvestidos de temores a la par que recubiertos de generosidad suficiente para penetrar sin titubeos en su “Yo”, adentrarse sin restricciones en un “Tú” y así lograr construir  un “Nosotros” libre de canje.

“Sucedió … ¿Sucedió?”

Sucedió como en una de esas amañadas  narraciones carentes de lógica aplicable, amparadas al abrigo de empalagosas edulcoradas pasiones con poco espacio para vislumbrar sensatez frente a apariencias, que me hablé en tus labios.

Saciada mi gula … saneada tu ingestión … unos satisfechos “Pecados Capitales” colmaron el fin de una historia que seca quedó.

 
Un viraje brusco en contraria dirección viene pagar el alto precio de la deuda que supone redimir pasos cautivos. Algo me dice que de alguna forma, cada uno entregó al otro lo que andaba buscando o tal vez a la par o quizás por todo lo contrario, lo que quería dejar escapar.  Esto… aún está por descubrir.

Impídeme pues tú que puedes inhumana conciencia, permutar falacias por  evidencias.

Just call me “What if” …
... Por ahora …
Silvia AG

“What if…?”

¿Qué pasaría si te concedieran la posibilidad de retornar a tu pasado con la facultad de … reestructurarlo?. ¿A qué momento volverías?...

¿Qué hubieras hecho o dicho?

¿Qué hubieras silenciado?

¿Qué hubieras consumado?

¿Evitado o enfrentado?

¿Iniciado o clausurado?

¿Concedido o denegado?

¿Vivido o sobrevivido?

¿Escuchado?

¿Perdonado?

¿Amado?

Si efectivamente dispusiéramos de unos segundos para conciliarnos con el pasado, ¿pudiera ser que nos los otorguemos en nuestro presente…?

 

¿Podría suceder… HOY…AHORA?.

Silvia AG

"El pasado pasa, pesa y prepara "

Y allí queda … Dónde se creó … Paralizado en instantes Absorto en melancolías … Fuera del alcance … Abandonado en un lugar al que tan sólo se recurre cuando has dejado de sentir …


Es el fuerte deseo de retorno el que impera … Es la dolorosa añoranza que aviva la memoria … Es el humo de la hoguera que dejó una mirada. Es la estela de unos labios … Es lo que ya dejó de ser …
Y sin embargo, preguntas


Pesa haber dejado ir … Pesa haber dicho de  más … Pesa un alma soldada a un aroma … Pesa el fraude … Pesa gélida la pérdida … Pesa que aún “pese” …
 
Y sin embargo, preguntas
 

Preparado quedas en el arrepentimiento … Experimentado deshaciendo hechizos … Ducho frente al desencanto … Experto en invisibles búsquedas … Versado en descifrar … Maestro en ocultar …

 

Y ahora … soy yo quién pregunta

 

 

Silvia AG

"Vivir sintiendo"

"La vida es demasiado corta"
 

Esta frase muy utilizada a modo de consejo con un apalastante enfásis afirmativo, pudiera asustar al más audaz. 


 
Suele venir envuelta en "paquetes" que
entregan cuando el ánimo decae, la amargura devora y el sufrimiento se asienta. Y cuál mágica poción digna del mejor de los druidas, esta sentencia aparece para decirte que si te "enfundas" en ella, abrirás tu despertar a un mundo más pleno.

No creo que debamos subsistir pensando en un corto final. 

 
Opino que lo más acertado sería vivir
sintiendo con todo lo que ello conlleva: luces y sombras, supervivencia personal, aciertos, errores ...
Procesos de descubrimiento interior y cambio, aunque signifique atravesarnos incluso a nosotros mismos para seguir adelante. Sacar provecho de un manifiesto lamento que más tarde pudiera ser reconocido como ventura.

Aprovechar esos momentos de inflexión que tanto aportan y nos invitan a nuevas aperturas, a aprendizajes impensables, a deshacernos de
grilletes que nos anclan a un pasado lejano tirando de nosotros.

Aspirar a implicarnos con alguien más que no sólo nosotros mismos que nos conduzca a convertirnos en personas de mente abierta, compasivos, generosos, dignos alumnos de las
enseñanzas de los demás.
 


Nuestra naturaleza, nos pone a prueba


Nuestra voluntad, nos entrega determinación.

 

“No es la sociedad la que habrá de salvar y guiar al héroe creador, sino todo lo contrario. Y así cada uno de nosotros comparte la prueba suprema no en los brillantes momentos de las grandes victorias de su tribu, sino en los silencios de la desesperación personal".  Joseph Campbell, (marzo 1904 - octubre 1987), profesor estadounidense, orador, historiador de las religiones y filósofo.