"Cursillo acelerado de hechicería"

Cometo el "error" de tratar por todos los medios a mi alcance, el comprender conductas ajenas que me importan. Sin embargo suele ocurrir que acabo "interpretando" señales y demás métodos de comunicación, pues no resulta siempre fácil que las personas expresen aquello que quieren que sepas.

Muchas se limitan a permanecer en un estado de "ya pasará", sin tomar parte activa en la evolución de los acontecimientos y casi me atrevo a decir,
confiando en que los demás nos aburramos y demos el tema por zanjado unilateralemente en la mayoría de los casos, ya que ni siquiera al borde del despeñadero reúnen valentía para "excarcelarte". 

No entiendo por qué cuesta tanto. El lenguaje existe para ser utilizado, para mostrarte facilitando tu propia comprensión y la de los que te escuchan. 

Provisto además de ricos vocablos que ayudan a exponer de mil formas diferentes, es una herramienta útil, por no decir primordial, de entendimiento.

Aquellos que obvian su uso, normalmente provocan
desconcierto en los demás. La intuición no siempre acierta y discernir entre "lo que es" y "lo que crees recibir", acerca pocas realidades. Acabas poniendo "en cuarentena" tu capacidad de captación al tiempo que otorgas libertad a las dudas para que finalmente se asienten frente a tí, dándote pocas opciones que además son más bien desechables.

La mejor forma para que te pueda comprender es hacerte entender, pues a día de hoy, carezco de poderes
sobrenaturales. Sin embargo no descarto el apuntarme a un "cursillo acelerado de hechicería" a ver si a base de brebajes mágicos, consigo alumbrar el camino que me lleve a tí.

Silvia AG

"!¡Suelta lastre!¡"

Para ver el post completo, pulsa aquí.
Gracias




"Apetencia insatisfecha"

El silencio de esta noche me ha traído tus abatidas lágrimas. Inconsolables gotas ocultas que crecen sigilosas inundando esperanza y que sin embargo hoy anhelan mi calor.

A sabiendas que este retornar a tu desierto no aplacará ausencia, me camuflaré entre tus pensamientos para poder estar cerca de tí.

Volaré sujeta del recuerdo sobre el que duermes.

Seremos los que fuimos, los que pudimos volver a ser y los que dejamos que no fueran.

En este firmamento que nos pertenece, hay cabida para nosotros.

Encontraremos el tiempo que perdimos para reescribir caricias.

Sobre nuestros rostros caerán rendidos seniles besos guardados.


¡Maldita apetencia insatisfecha que al alba volverá con más fuerza renovada!.

Silvia AG

"Laberinto"

Un extenso laberinto al que con pleno conocimiento me adentré, me ha tenido enredada en sus zarpas durante mucho tiempo. Demasiado.

De frente ante las
encrucijadas que mi avance dificultaban, el desconcierto y la incertidumbre me llevaban de regreso a mi aflicción para confundir más si cabe, a mi añoranza.

Cuál estatua de sal permanecía ante la misma disyuntiva con la que una y otra vez, y dos más, me encaraba.


Reincidente temerosa hubiera deseado no ser yo la ejecutora de tal resolución que si bien requirió de escapadas cobardes en busca del olvido, jamás dejó a mi cuerpo inmune contra escalofríos.

Antes de seguir permitiendo que el destino se hiciera dueño de aquello que yo creía mío, sin vacilar interrumpí su dirección para escribir mis propios renglones.

Tardé en dibujar mi salida; descuidé mi capacidad para perfilar el desenlace, lo que me mantuvo a cubierto de mis propios adversarios en esa recurrente zona de confort que realmente desestabiliza.

Más tanto recorrer angustiada, llegó a desgastarme.

La idea de permanecer "enjaulada en ningún lugar" no me atraía en
absoluto. Por ello es que dejando de lado caminos alternativos y a contracorriente,(según voraces más sin embargo ya lejanos juicios foráneos), me despojé de mis decrépitos impedimentos que durante unas cuantas frías primaveras me habían escoltado y ... abrí el camino.


Es ahora, en lo alto de esta cumbre, cuando puedo observar cómo mi carcelero laberinto ha caído tras de mí. Mi salida le dejó sólo, sin razón para existir.

Su desaparición me ha concedido el privilegio de ser mi propio guardián.