“Pendido”

Tras poderosos terremotos emocionales

queda suspendido en el aire

balanceándose sujeto a

punzantes alfileres apenas perceptibles.




Mientras trata de evitar caer estrepitosamente y que su peso parta el suelo, piensa que posiblemente es el mejor momento para salvar este prolongado mareo que aún cargado de sentido, no ha sabido alimentar su existencia.


El más mínimo empuje puede lograr que definitivamente se desplome o que adquiera fuerza.

El objeto de su existencia aún pende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...