"¡¡Cállame!!"

A sabiendas que prácticamente inútil sería enfrentar una nueva restauración, pues cuento la tercera, recopilé trazos de mi sueño destruido dirigiendo mis dedos y pensamientos de nuevo hacía ese puzle quebrado que yacía en su arrebatado privilegiado lugar, con esperanzas de ser capaz de rehabilitarlo en un último intento.


El poco orgullo que aún habitaba en mí, en un primer intento me frenó. Sin embargo, atropellado por la fuerza de llamaradas que aún queman mi piel y que me sorprenden desprevenida cualquier momento del día, de nuevo y una vez más, mi rendido orgullo, me ha devuelto arrastrada directa al punto de partida dónde me esperaba este jeroglífico al que encontrar algo de sentido, está robando el mío y dónde tan sólo respiro el recuerdo de la forma en que te giraste para alcanzar mi mano, detener el tiempo y besarme.



Silvia AG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...