"Aún late"

"No se es valiente si no se tiene miedo", he escuchado hoy ... ¡Pues yo debo de ser muy pero que muy valiente porque me tiembla hasta la circulación que recorre mi cuerpo!

Mi mente no permite a mis dedos que transcriban con soltura las
vibraciones que me inundan y que arremeten a modo de avalancha contra todo que no les deje respirar. Se hace arduo el seguir sus dictados, menos el tratar de entenderlas y aún peor explicarlas. Así es que les dejo que bailen triunfantes por toda la habitación. Yo he perdido el timón ...

En algún momento, hace media hora o hace cuatro días, he dejado de ser dueña y de reconocerme en cada uno de mis "Yo": no acabo de encontrar las precisas palabras que definan en qué punto me encuentro. Sólo sé que a veces siento que voy a perder el
equilibrio y en mi intento por no "darme de bruces" trato de agarrar cordura que me reconduzca a un estado de sensatez, más que nada para poder recobrar un poco de paz.

Me crezco si permito que sean mis
instintos los que den con la solución. Diría incluso es cuando más disfruto pues aparto cualquier norma que implique precaución.  Más y aunque llegan con fuerza, sin embargo son confusos. Me paralizan situándome en un punto que no sé si es mejor correr sin mirar atrás para evitar helar mi corazón y que se olvide de latir, o bien hacer justo y exactamente lo contrario.

Quisiera no dejarme dominar al tiempo que deseo ser cautiva de esta exaltación.

Y me asusto...
Y me busco en tu mirada ...
Y beso tu risa ...
Y me duermo en tu boca ...
Y me asusto más ...



Y finalmente ...


le dejo latir ...

Silvia AG 

4 comentarios:

  1. No seremos valientes sin un corazón que nos permita ver los peligros, no seremos valientes sin haber luchado y aún perdiendo la batalla, no sepamos levantarnos...
    Hermosa entrada mi querida Silvia, siempre es un placer leerte.
    Te dejo un fuerte abrazo y un pequeño poema:

    BOTELLA AL MAR (MARIO BENEDETTI)
    Pongo estos seis versos en mi botella al mar
    con el secreto designio de que algún día
    llegue a una playa casi desierta
    y un niño la encuentre y la destape
    y en lugar de versos extraiga piedritas
    y socorros y alertas y caracoles.

    Buen fin semana!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito poema!. Lo guardaré.
    Si, caer y levantar, vencer obstáculos y entregar...Mucho trabajo para un corazón un poco "arañado"...:)
    Un abrazo y que tengas un gran día.

    ResponderEliminar
  3. Y de entre todos, el que mas, aquel que a pesar de haber estado allí es todavía capaz de volverse a poner en primera línea.

    Grande es el corazón capaz de soportar tanta batalla, grande quien lo posee que hace grande todo lo que rodea.

    Un beso Silvia.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Qué bonito lo que dices Luis!!. Afortunadamente tengo cerca de mí algún que otro corazón cerca que "aún palpita" pese a duras contiendas y eso efectivamente, es GRANDE. Muchas gracias. Un beso

    ResponderEliminar

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...