"Posibilidades"

¿Dónde estará el zapato que
falta?.  
 

Creí que aún dormía en "La Caja de las Posibilidades", pero cuando la he abierto, después de limpiar las polvorientas capas que la cubrían pues arriconada quedó en el desván olvidada por inútil, he podido comprobar que no estaba. Y no sólo es el zapato lo extraviado. Se me han escapado un par más de "Posibilidades" que ya ni recordaba. 

Bien es cierto que algunas les permití marchar en busca de otro hogar que hiciera mejor uso de ellas; para mí dejaron de serlo. Llega la madurez, las energías se utilizan en hazañas más reales, la visión focaliza su interés en otros aspectos y los logros cambian su sentido o se reconducen.

Más hay otras, no muchas, que aún permanecen en esta "Caja" que nació en mi
adolescencia. Se han alegrado al verme. No es sólo por verse liberadas, sino más bien atraídas por la idea de que por fin pasarán a ser "Deseos Cumplidos", pues ésto es en definitiva lo que acordé con ellas.

He dado pase a algunas para crecer viviendo dentro de mí realizando su labor. Y lo hacen muy bien. Convivimos en tranquila felicidad.

El resto, las menos, deben seguir en su escondite por el
momento. No las he abandonado. Sucede que todavía no he logrado que se consuman; aún no puedo facilitarles el volar porque no encuentro alas suficientes que las sustenten y no quiero que sufran que ya he visto como han sufrido antiguas "Posibilidades" y aunque ya están recuperadas, el camino fue duro y con sabor amargo.

No, esta vez, no. En concreto una de ellas debe salir a la luz en el momento adecuado.  Esta "Posibilidad" nació jóven, la alimenté durante largos años para luego
abatida por el fracaso, abandonarla a su suerte. Y bien mirado, no debe ser así. Me cuesta ... Sigo con dudas ... A veces incluso, desisto ... Pero siempre vuelvo a ella. Así es que me configuraré como digna receptora de este gran "Deseo" para poder entregar lo mejor que en mí nace.

¡Ah! ... ahora recuerdo que el zapato lo entregué a "Mi
Príncipe"...
 
Tendré que hacerme con otro, mejor nuevo que no usado, de naturaleza fuerte como roble macizo que el cristal ... 

... ¡se quiebra!. 
Silvia AG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...