"Pasiones"

"Un hombre que no ha pasado a través del infierno de sus pasiones, no las ha superado nunca".
Carl Gustav Jung, psicólogo y psiquiatra suizo.  



Imanes que te aprisionan devorando tus entrañas a un ritmo vertiginoso.

Hogueras dónde el
delirio se funde con la lujuria para aumentar la llama.

Intensos sentimientos que despiertan ansiosos ante
siluetas que nublan la sensatez.

Son povocativas llamadas que no
cesan y que te conducen a estados de excitación fuera del control de la propia voluntad, convirtiéndote en un ser dispuesto a claudicar ante irresistibles anhelos orientados sólo en poseer un todo al precio que sea.

Evitarlas no conduce a nada más que a desearlas
más.

¿Infierno? ... 
No siempre. 

¿Renuncia al paraíso?...
Casi siempre.


Silvia AG

6 comentarios:

  1. "Poseer un todo al precio que sea" he aquí el quid de la cuestión. Y las preguntas son ¿Por qué? y ¿Para qué?

    Besos, Silvia.

    ResponderEliminar
  2. Creo que o te dejas llevar o huyes para siempre. No creo que haya término medio. ¡Gracias Myriam!. Te sigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. He dejado mis pies fuera del paraíso demasiadas aveces a lo largo de mi juventud; tengo a mis espaldas esas renuncias y esos goces no vividos que, de vez en cuando se muestran para recordarme lo que no pudo ser y no fue.
    Confundí (y me hicieron confundir) la pasión con el infierno y el pecado; yo no sabia en aquel tiempo que todo esto te pasa factura en un momento de nuestra vida en la que no podemos ya dar marcha atrás.
    Has escrito con fuerza y con carisma; amiga mía; el fuego traspasa la pantalla. hermoso e intenso. Un beso bien grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues ahora que sabes lo que sabes ... disfrútalo!. Nunca es tarde para "vivir". Un beso José

      Eliminar
  4. Las Pasiones son:Esas Hogueras dónde el delirio se funde con la lujuria para aumentar la llama.
    Creo que el Paraiso está asegurado casi siempre, porque en la mayor parte de las ocasiones estan permitidas por nuestros sentimientos que laten al ritmo de nuestro corazón.
    Un abrazo, Silvia.

    ResponderEliminar

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...