"Hoy"

 ... Y no acabo de encontrar la forma de argumentarlo de acuerdo a alguna regla lógica de raciocinio coherente que me disculpe de tal torpeza. Más que nada para proteger mi intelecto, no vaya a ser que se crea que finalmente me he quedado sin cordura cuando tu presencia decide visitarme, situación a la que sin embargo ya debería estar acostumbrada, pues este ir y venir de tu sombra no es nuevo.

No creas además que tan sólo surge cuando dejo que la lluvia me empape de momentos meláncolicos en los que ni río ni lloro; sólo te echo de menos...No. Tu presencia es invitada en mañanas soleadas, tardes de bailes y risas y noches de frensí incontrolado. También cuando canto, cuando escribo, cuando leo, cuando huelo ... Cuando me dejo "ser". No obstante, afortunadamente para mi débil fortaleza, ya no es tan constante. Con cada aparición tu silueta se va desfigurando hasta el punto que a veces, me cuesta reconocer tu rostro.

Así es que últimamente me pregunto si, ¿no será más bien que "echo de menos echar de menos"?

Silvia AG

4 comentarios:

  1. Precioso pensamiento, lo bueno de todo es saber que nunca estás sola.
    http://orgaveronicaorozco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo perfectamente,Silvia; eso que tan bien has definido tiene parte de culpa de que yo escriba; intento captar algo que intuyo, pero que sé que he perdido; me refugio en la nostalgia y en la ensoñación e invento mil historias de amor porque siento mono de él; quiero echar de menos algo; anhelar un abrazo que, sin embargo, no tiene un remitente determinado; se trata de sentir de nuevo emociones; soy un eterno enamorado del amor.
    Me ha gustado mucho esta entrada, querida amiga.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡No tenemos remedio!!, pero ¿nadie dijo que "debíamos ser perfectos", no?... :) :). Un abrazo y feliz noche.

    ResponderEliminar

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...