"Diseña tu vestido"

Cuando queda reducido a la inmensidad de un drástico todo o un drástico nada, tu universo es sacudido por un brutal giro y caes directo hacia un abismo.

Abismos contrapuestos si, más sin embargo abismos, pues la
profundidad a la que te enfrentas es equiparable en ambos casos.

Comienza un episodio
desconocido que viene caragado de intriga, dudas, alegrias por vivir o penas que despedir.

Desde el momento que algo se deja ir, aparece otro algo que viene a
quedarse. Desprovistos de alternativas configuradas con retazos de un extremo y otro, el desafío toma un único rumbo. Ya no estás a mitad de camino ni de todo ni de nada.

Despojados de los confortables o incómodos, según el caso, pasos intermedios, rara vez hay marcha atrás; suele ser un camino sin
retorno.

Liberas para volver a encadenarte. Te fortaleces y debilitas al ritmo que laten tus
sentimientos.

Te desvistes
para volverte a vestir.


Lo que ahora importa es cómo vas a diseñar el vestido que quieres lucir.

6 comentarios:

  1. Me gustaría diseñarme un vestido que me protegiera del mundo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Feminas al fin, creo que trtaremos de tener armonia de lode adentro y de lo que luciremos exteriormente.

    Grcias por visitarme

    ResponderEliminar
  3. Un mágico mundo el que has creado en tu rincón.T sigo.T invito aseguir el mío.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan. Gracias por unirte. Yo me suscribí al tuyo por email hace unos días. Me gustó mucho tu blog. Un saludo y feliz día

    ResponderEliminar

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...