"Encrucijada "

Ese momento inevitable en el que la vida te sitúa exhausto al límite, es cuando nos vemos obligados a contemplar nuevos rumbos.

Encrucijadas
caprichosas que hay que sortear.

Tomando conciencia de lo ineludible, la 
capacidad intelectual humana se pone a prueba en busca de alternativas, pues la necesidad de tomar decisiones empuja con fuerza.

Frente al delgado borde del abismo, los pies se paralizan.
Alargando el momento, puedes mirar al frente, a la derecha, volver la vista atrás, a la izquierda, incluso al cielo implorando socorro, más la permanencia en ese estado es breve. Nadie se mantiene en equilibrio sobre pies de puntillas por mucho tiempo.


Quizá en este corto espacio, dispongas de tiempo para oir voces dormidas que despierten esperanzadas por ser escuchadas. Sonidos cercanos que quieran alzarse engulléndote para sí, invalidando tu aptitud de elección. O más allá, arrogantes vocablos que imploren obedecer una única verdad.

Sea como fuere, se decida o no
atender llamadas ajenas, la decisión final debería ser tomada por aquel que se dejó llevar a ella. Acorde a sus circunstancias, capacidad para afrontar nuevos eventos y pericia para adentrarse en mundo dónde los sentimientos pudieran sobrepasar, en su mano queda el veredicto.


Eludir, es sucumbir aumentando peso en la espalda para acabar convirtiéndote en marioneta en manos del destino.

Las riendas deberían ser manejadas por quién las sustenta. De otro
modo, pudieras ser alguien con quién no desearás ni dormir.



Silvia AG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...