"A veces, no basta"

Y parece que, una vez más, el viento sopla.
Alentadora espera alimentada a lo largo de años.
Sueños rotos, reconstruidos en instantes y vueltos romper.
Vacío. Caricias sin dueño. Besos carentes de roce. Miradas huecas. Preguntas sin respuestas.
 

 La ventisca asoma de nuevo.
Ríos de ilusión serpentean desconcertados.
Cautela ante el desenlace.
Vida en la tuya.

 
A veces, no basta con recordar que te quería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...