"¿Vienes, vas o ... sigues?"

No importa si vienes o te vas; lo importante es que vayas.

Asentar lo conocido, descartar lo nocivo, vivir con lo aprendido, asumir lo inevitable, aceptar el desafío. Buscar la manera de ser feliz, disfrutando de cada paso que a ello te lleve.
 

No es necesario que compartas, siquiera, entiendas mi verdad. Al fin y al cabo es eso: mía, propia, construída por mí.
No te molestes en que yo vea sólo la tuya, pues efectivamente y al fin y al cabo, es eso: tuya.

Lo que sí podemos es compartirla y enriquecernos en ellas, pues quizás, si permaneces con ojos abiertos, descubras que también puede llevarte y yo acompañarte.
Más aún tampoco importa si eso ocurre, tan solo ... deja que ocurra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...