"¡Se acabó! ... ¡Comienza!"

Con la misma rapidez que algo acaba, comienza otro nuevo. Descoses y coses constantemente. El fin es el comienzo.

Produce cierta liberación el desenlace de acontecimientos. Independientemente de la respuesta que al cierre te lleve, clausurar determinados capítulos aboca a la liberación de la angustia y te lleva al reposo. 

El desgaste en el camino va difuminándose en el olvido y tomando matices nunca antes vistos. Y es en este momento cuando se destapa ante ti un universo nuevo lleno de posibilidades de reconstrucción y resurgimiento interno.

Con la experiencia de lo descubierto sobre ti a tus espaldas, vacía y llena de nuevo tu mochila. Es tiempo de asumir con destreza las cicatrices marcadas en tu piel. Es tiempo de apertura a nuevas sensaciones. 

Silvia AG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...