"Cambiar"


Y tiene gracia que se incite con tanta gratuidad a las personas a que
“no cambien”.


La raíz de quién eres permanece en ti pero deben brotar ramas nuevas, caer obsoletas y crecer las maduras. Vivimos en un constante aprendizaje al alcance de todos y depende de cada uno el despertar ante el hallazgo. Las maniobras que se realicen para lograr llegar a SER es competencia de aquel que emprende el camino. Habrá turbulencias, sin duda, miedos y temores que hasta paralicen, rechazo a lo desconocido…

De soslayo podemos esquivar el camino abrupto y cerrar ojos. Pero de alguna manera te volverá a aprisionar. Las vivencias se clavan en ti modelando tu respirar. En ocasiones ahogándote y en otras llevándote a la más absoluta plenitud. 

Aquellas que deban ser aliviadas tendrán que ser asumidas y aprovechadas. No puedes congelar el tiempo a tu favor para desandar lo andado, pero si puedes permutar el enfoque del efecto producido en ti y convertirlas en aliadas que te ayuden a conocerte y cambiar … Cambiarte y aceptarte como ser que flaquea o no encuentra siempre las respuestas apropiadas y así reestablecer tu interior y encontrar tu paz.
Las vivencias endulzadas, aquellas que rememoras y que deseas no se vayan, debieran ser reconocidas al momento para que el disfrute sea pleno.

Registra en tu mente ese quién eras y lo que otorgabas para no cesar en la entrega y haz acopio de ellas para que hagan de ti un ser al que contemplar y con el que caminar.

Y cambia … Cambia si notas que ellas dilatan su llegada.

Deja entrar nueva consciencia. Ábrete y suelta amarras. 

Deshazte de la rigidez. Siente  nuevos aromas

Convive con ellos y cambia lo que de tu mano está.
Silvia AG



No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...